El Blog de Kay

30
Sep

El minimalismo como filosofía de vida

Un año antes de que iniciara la pandemia; en mi búsqueda de una vida cotidiana más simple, provechosa y productiva, comencé a practicar el minimalismo (no extremo), y se convirtió en parte de mi filosofía de vida.

De minimalismo a minimalista

Las razones por las cuáles comencé este camino, fueron principalmente; el tiempo que perdía en limpiar, ordenar, mantener y encontrar cosas que utilizamos cotidianamente, entre cosas, que NO utilizamos cotidianamente.

Yo necesitaba más tiempo para hacer actividades más placenteras y proyectos que tenía «en cola» sin desarrollar y que me motivaban mucho comenzar.

Esa fue mi intención inicial, pero en la práctica del minimalismo, me di cuenta que esta acción me llevó a conservar sólo lo que utilizaba o lo que me generaba valor (económico o emocional).

Para mi el minimalismo se estaba convirtiendo en un trabajo de desarrollo personal enorme que me llevaría a practicarlo como una filosofía de vida.

Me refiero a que, si hubiese tenido que ir a un Terapeuta para trabajar el desapego, por ejemplo, hubiera tardado meses y quizá nunca lo hubiera practicado en ésta; la escuela de la vida.

De acuerdo a esto, me parece que el minimalismo es la vía regia, eficaz y concreta hacia el desapego.

«Menos es más»

Recomiendo el minimalismo a mis pacientes ya que éste se convierte en acciones concretas de autogestión como:

  • Orden
  • Eficiencia de tiempo
  • Retrospección
  • Desapego
  • Evaluación de prioridades
  • Autogestión de recursos
  • Cierre de ciclos
  • Limpieza energética, mental y emocional.

Se trata de conservar en tu casa y en tu vida sólo aquello que te sea de valor y le des uso, como por ejemplo; la ropa, cosas, muebles, material de estudio y de trabajo, en fin.

Dado a la programación del consumismo, compramos muchas cosas que jamás llegamos a utilizar. Esa inversión que hicimos, se transforma en un costo innecesario y derroche del recurso económico, en vez de dirigir ese recurso/energía a concretar nuestros sueños o en realizar una buena inversión.

Si tomamos conciencia de ello y accionamos, nuestro consumo será ecológico.

Acciones minimalistas que determinan organización y autogestión

Les comparto lo que aprendí con cada una de estas acciones concretas de autogestión.

Orden: Tener tus cosas ordenadas y a mano siempre, reduce tu estrés al momento dado que las encuentras fácilmente y disminuye alguna que otra discusión familiar generada por la búsqueda del culpable que pudo haber cambiado de lugar aquella cosa. Para esto, dado que no vivo sola, opté por adquirir cajas de plástico y colocar las cosas adentro rotulando la caja con el contenido.

Eficiencia de tiempo: En mi caso, cambié muebles grandes por otros pequeños, funcionales, y colgantes. La aspiradora robot no se encuentra con muchos obstáculos al mantener la limpieza y cuando tenemos que limpiar, es más fácil, porque se redujo un 70% el movimiento de muebles y se mantiene impecable, que es lo que nos gusta.

Disminuí superficies que colgaban o mantenían objetos sin valor emocional. Sólo dejé aquello que me hace feliz y me trae excelentes recuerdos. ¿Se imaginan limpiando superficies llenas de objetos que sólo decoran o estorban y no evocan nada positivo? o lo que es peor no limpiarlas y que junten polvo 🙄 .

Retrospección y desapego: Cuando tienes que ir retirando las cosas que ya no usas, recuerdas por última vez el anclaje emocional que había en ellas y afirmas que ya es experiencia pasada liberándote y liberándolas🔗 .

Junto con esto, reafirmas la importancia del presente, reduciendo a futuro la nostalgia de tipo indeseable e inmodificable, porque ya pasó y la realidad efectiva sólo existe desde hoy hacia adelante.

Esto ayuda a tu mente a anclar tus pensamientos y energía en el momento presente, lo cual aumenta tu concentración y se traduce en una efectiva y determinante limpieza energética, mental y emocional.

Evaluación de prioridades: El proceso de dejar sólo lo que usas y lo que tiene valor para ti, es un buen ejercicio para evaluar prioridades.

Autogestión de recursos: Con menos cosas materiales dando vueltas por la casa, tu casa e insumos personales se vuelven muy fácil de mantener ordenados y de ser gestionados.

Tendrás más tiempo para lo realmente importante, como leer un libro, compartir con tu familia o avanzar en tus clases online. Podrás comenzar a crear algún proyecto y disfrutar del tiempo que tienes de vida.

Cierre de ciclos: A veces, guardamos mucho material de estudio esperando hacer algo con ello algún día. Lo ideal es pasarlo a digital para que no ocupe nuestro espacio físico y podamos llevarlo con nosotros a cualquier lugar del planeta🌐.

Deshacerte de cosas que ya no vas a utilizar porque están ahí más de 3 o 5 años, es también cerrar el ciclo. Aquí describí sólo una parte de lo que puedes aprender de ti haciendo este ejercicio.

Minimalismo filosofía práctica

¡Imagina la cantidad de horas extras que tendrás a diario! y podrás gestionarlas incluso, en aquello que te gusta mucho hacer.

La acumulación de cosas en casa, dice bastante de cómo está tu mente. Habla de tus creencias limitantes, miedos, incapacidad de organización, de autogestión de recursos personales y de lo mucho que te puede estar costando desprenderte del pasado.

Te espero en mis siguientes artículos. Suscríbete aquí si quieres recibir la primicia en tu correo.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío
    Abrir chat
    1
    ¿Tienes alguna duda con tu proceso de inscripción?